Necesita un biberón para dormirse.

¿Tu bebé necesita un biberón para dormirse? Si se despierta en medio de la noche y ¿solo es capaz de volver a dormir con el biberón?

Quitar tomas nocturnas. Biberón para dormirse.

Cuando los bebés son peques, es normal que en cada despertar de la noche necesiten hacer una toma. Sin embargo, a veces llega un punto en el que observamos como no solo no disminuyen las tomas nocturnas, sino que muchas veces incluso van a más.

Con el biberón sabemos exactamente la cantidad de leche que toma un bebé, y en ocasiones observamos cómo están tomando más leche de la recomendada o incluso cómo tras dos horas de sueño, se despierta y vuelve a necesitar el biberón para dormirse, a pesar de que «sepamos» que no necesitaría hacer esa toma (pero se la damos para que continúe durmiendo).

¿Por qué necesita el biberón para dormirse?

Generalmente comienza cuando son pequeñitos, y se duermen mientras hacen la toma o justo al terminarla. Al ser tan bebés es habitual que necesiten hacer una toma nocturna en cada despertar, se despierta para comer y se vuelve a dormir.

¿Cómo reducir o eliminar el biberón de los despertares?

Ve disminuyendo la cantidad de leche poco a poco.

Es importante que su estómago se vaya acostumbrando a tomar menos alimento por la noche. Quitar todas las tomas nocturnas de golpe sería muy duro para tu bebé, y sentiría hambre real por mucho que pensemos que no necesita todos esos biberones.

Así que se trata de un proceso.

Que el biberón no sea para dormirse.

Es importante que le deis el biberón de antes de dormir, con luz, procurando que no se duerma mientras lo toma. De lo contrario, le costará cada vez más dormirse sin tomar el biberón (o incluso sin estar tomándolo o haberlo acabado hace solo unos segundos).

Solo se calma con el biberón.

Si cada vez que el bebé llora, le ofrecemos un biberón (aunque tengamos la certeza de que no tiene hambre), el bebé aprenderá que lo que lo calma es el biberón, y por lo tanto cada vez que llore buscará el biberón para calmarse. Es importante que el bebé se vaya calmando con su mamá, papá, o el cuidador con el que esté. Pero no con el biberón.

Por lo tanto, si quieres eliminar las tomas nocturnas de biberón porque consideras que tu bebé ya no las necesita, ve actuando poco a poco, trabajando para desvincular el biberón y el sueño, y después bajando la cantidad de leche que toma para irse acostumbrando poco a poco, antes de la retirada final de los biberones nocturnos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: